Make your own free website on Tripod.com

Programa de Lucha

 

INTRODUCCIÓN

Cada día que pasa la situación en que vive y trabaja el pueblo puertorriqueño se deteriora más. La desigualdad y las diferencias sociales se agudizan. La mayoría de las comunidades puertorriqueñas viven en condiciones de pobreza, carecen de viviendas adecuadas, de empleo o de seguridad de empleo, padecen diversas formas de explotación, discriminación y opresión y no tienen acceso a servicios de salud adecuados. E1 sistema de educación pública no satisface las necesidades educativas. Los materiales escasean, los edificios se deterioran, los maestros y maestras agobiados de trabajo, no pueden realizar sus tareas. Algo similar ocurre con los trabajadores y trabajadoras de la salud y con los hospitales y las clínicas. El desempleo y la criminalidad arropan el país. No existen programas de desarrollo deportivo y recreativo.

En resumen, el gobierno ha sido incapaz de lidiar con los múltiples problemas que afectan al país. Mientras tanto, aumenta el número de personas a las que se les hace cada vez mas difícil ajustarse a la enferma sociedad en que vivimos, lo cual se manifiesta en la mayor incidencia de problemas mentales, el alcoholismo y la adición a drogas. Nuestra sociedad se torna cada vez más violenta contra los sectores oprimidos, entre ellos las mujeres y los niños y niñas.

Los problemas mencionados arriba están estrechamente relacionados entre sí. No son problemas aislados. Forman parte de un mismo sistema, tienen todos una misma causa. La raíz de estos problemas es el capitalismo. El capitalismo es una sociedad construida sobre la explotación de la gran mayoría, los trabajadores y trabajadoras por parte una minoría, los patronos. Es una sociedad que fomenta la competencia de todos contra todos, el egoísmo, el "sálvese quien pueda". Mientras exista el capitalismo existirán estos problemas que hemos mencionado.

Para solucionarlos tenemos que transformar la sociedad capitalista en una sociedad completamente distinta, en una sociedad en que las fuentes de riqueza no sean propiedad de una minoría sino propiedad colectiva de las grandes mayorías. Una sociedad en que los trabajadores y trabajadoras puedan participar directamente o a través de sus delegados o delegadas libremente electos en todas las decisiones que afectan su trabajo y su vida. Es decir, aspiramos a una sociedad que sea cada vez más democrática e igualitaria, en la que desaparezcan la explotación y la opresión. Aspiramos a una sociedad en la que desaparezca la opresión de la mujer y se garantice igualitariamente la satisfacción de las necesidades de todos los seres humanos.

El Frente Socialista afirma que todos, independientemente de su nacionalidad, raza, sexo o edad, tenemos necesidades: de trabajo, alimentación, vestimenta, vivienda, salud, educación, recreación, acceso a todas las conquistas culturales de la humanidad, en el campo del arte y la ciencia, y a vivir en un ambiente saludable. Estos no son privilegios, no son lujos, son necesidades. Los socialistas luchamos por una sociedad donde estas necesidades sean satisfechas en igualdad de condiciones a todos los seres humanos. Esa sociedad es posible y es necesaria. Es lo que llamamos una sociedad socialista.

El Frente Socialista agrupa a diversas organizaciones y compañeros y compañeras comprometidos con la lucha por este tipo de sociedad radicalmente distinta a la sociedad capitalista que padecemos hoy. Creemos que los intereses de los patronos y los de los trabajadores, de los explotadores y de los explotados, son intereses antagónicos e irreconciliables. El socialismo tan sólo puede surgir a través de la creciente organización y movilización de la clase trabajadora para defender sus intereses de clase. El Frente Socialista fomenta por tanto la creciente movilización de los trabajadores y trabajadoras, la democracia en el interior de las organizaciones obreras y la solidaridad de los trabajadores de todos los países y naciones. Es con el objetivo de adelantar esa lucha que el Frente presenta este Programa de Lucha, que aspira a unificar el mensaje y el trabajo que desarrollamos. Debe servir de guía para la acción de nuestros miembros y colaboradores en el desarrollo político.

Esperamos ponerlo en práctica utilizándolo de manera creativa según las condiciones de cada lucha y cada coyuntura concreta. En la marcha se transformará y enriquecerá en la medida en que recoja las lecciones de la experiencia práctica y las aportaciones de nuevos sectores que se incorporen al Frente. Partimos tanto del contacto con nuestra situación particular de país latinoamericano y caribeño como de los principios del socialismo y de las experiencias de luchas obreras y socialistas en otros países.

El programa expone todas las áreas en que se manifiesta el dominio del capital: la fábrica, el centro de trabajo, la comunidad, los servicios sociales, las relaciones interpersonales, y otras.

Para tener viabilidad y vinculación con la lucha por el socialismo, el Programa de Lucha recoge una serie de demandas que, en su conjunto, se caracterizan por:

  • la defensa y fortalecimiento de los derechos del pueblo trabajador, para hacerlos cada vez más reales y efectivos

  • promover el mejoramiento de la calidad de vida del pueblo

  • promover el mayor control del pueblo sobre su vida y las instituciones que los afectan

  • impulsar el poder de los trabajadores

  • el reconocimiento de que los intereses políticos, económicos y sociales de los trabajadores son distintos y antagónicos a los intereses de los patronos

Nuestro programa recoge un conjunto de demandas de transición que por su naturaleza ponen en entredicho e impugnan el dominio del capital sobre la sociedad. Estas medidas solo son viables en la medida en que representan un cuestionamiento de las bases del propio sistema capitalista, poniendo al desnudo sus contradicciones, y así contribuyen a adelantar la toma de conciencia, la organización y la lucha de los trabajadores. La divulgación y la agitación en torno a estas demandas es un elemento fundamental para el desarrollo de una política socialista, pues trascienden los intereses inmediatos de los trabajadores y sirven de elemento pedagógico y de puente de transición hacia la toma de conciencia sobre los intereses a largo plazo de los trabajadores.

El Frente Socialista propone este Programa de Lucha con el objetivo de que sirva de base para una rica, amplia y democrática discusión entre todos los sectores oprimidos y explotados de nuestra sociedad. Aspiramos a contribuir a la organización y toma de conciencia de los trabajadores y sus aliados. Hacemos un llamado a todas las organizaciones de trabajadores y del pueblo a discutir y analizar el programa con el fin de enriquecerlo y transformarlo, no como el programa de una organización en particular, sino como el Programa de Lucha de todo el pueblo trabajador.

[Próximo capítulo]

[Volver al índice]


[Volver a Documentos]