Make your own free website on Tripod.com

PONENCIA DEL FRENTE SOCIALISTA ANTE EL COMITÉ 24 DE LA  ORGANIZACIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS

Jorge Farinacci García

Portavoz del Frente Socialista

12 de julio de 2000

Ciudad de NuevaYork

Señores Embajadores
Señor Presidente del Comité 24 De la Organización de las Naciones Unidas

Mi nombre es Jorge Farinacci Garcia, portavoz del Frente Socialista, agrupación unitaria de partidos, movimientos y personas que defienden la independencia y el socialismo en Puerto Rico.

Durante los últimos años hemos comparecido ante ustedes en representación de miles de trabajadores, mujeres y jovenes que reclaman que se le reconozca a nuestro país el derecho a su autodeterminación e independencia.

Como ustedes bien saben, desde 1898 el gobierno de los Estados Unidos se apoderó de Puerto Rico y ha mantenido allí un régimen de caracter colonial en violación a toda norma de derecho internacional y en contraposición con la voluntad de las grandes mayorias de nuestro pueblo.

Hoy venimos nuevamente a reclamar ante este cuerpo que se pronuncie de manera enérgica contra el régimen colonial imperante en Puerto Rico e inste a los Estados Unidos de América a reconocerle a Puerto Rico su derecho natural a la libertad.

Desde nuestra comparecencia en 1998, y a raíz de la huelga general ocurrida en Puerto Rico durante ese año, diversos sectores que defendemos el derecho a la autodeterminación e independencia de Puerto Rico hemos denunciado ante ustedes el deterioro del régimen colonial y la intensificación de las luchas de nuestro pueblo en contra de las manifestaciones concretas de dominio imperialista.

Hoy tenemos que traer nuevamente ante ustedes la situación de nuestra isla de Vieques, cuya población y naturaleza han sido devastadas por el bombardeo criminal de la Marina de Guerra de los Estados Unidos. El año pasado las organizaciones que testificamos ante este foro denunciamos la situación de Vieques y ustedes aprobaron una resolución en la cual se urgia al gobierno de Estados Unidos a cesar sus maniobras en la isla, así como para que le devolviesen al pueblo los terrenos en poder de los militare yanquis.

Desde el verano pasado para acá la resistencia del pueblo a los atropellos de la Marina se han incrementado, así como la represión y la persecución de estos se ha recrudecido. Al día de hoy existen más de 400 acusados de delitos en la corte federal contra el pueblo que defiende sus derechos. Hoy se encuentran encarcelados decenas de defensores de Vieques, incluyendo un importante número de dirigentes del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), y sus dirigentes principales Rubén Berrios y Fernando Martín fueron convictos por dicho tribunal imperial por entrar a los terrenos ilegalmente restringidos por la Marina de Guerra. Éste último estuvo preso por varios días y encara la probabilidad de que sea encarcelado nuevamente el mes próximo. También se encuentran encarcelados los compañeros Tito de Jesús y Gazir Sued, quienes se han destacado en los actos de desafio a los atropellos de la Marina. El primero se encuentra recluido en el calabozo de segregación administrativa de la carcel federal en Guaynabo, P.R. También queremos señalar que hay cerca de 40 militantes de nuestra organización que tienen acusaciones criminales por haber participado en actividades de desafio. El que les habla, quien fuera preso político del gobierno norteamericano, ha sido citado para este próximo viernes 14 de julio de 2000 al tribunal federal con el propósito de revocarle su libertad a prueba y encarcelado por hasta 5 años por haber participado en una actividad pública de solidaridad en Vieques a lo cual no renunciaremos.

El asunto de Vieques se sigue agravando por la terquedad de los Estados Unidos, quienes recurren a la represión, la intimidación y al soborno para tratar de cambiar la voluntad del pueblo viequense en su firme determinación de sacar a la Marina de su territorio. Sin embargo, nada de esto les va a servir.

Por otro lado, hay otro asunto que recrudece la tensión en el régimen colonial y se trata de la intención del gobierno de los Estados Unidos de imponer la pena de muerte en Puerto Rico a través de sus tribunales que operan en nuestro país. La pena de muerte está prohibida en Puerto Rico y así lo expresa claramente la Constitución de 1952, la misma que se utilizó como argumento por Estados Unidos para lograr la aprobación de la Resolución 748 de la Asamblea General de 1953. Por encima de la Constitución las autoridades norteamericanas han certficado 11 casos de pena de muerte en Puerto Rico. Se trata, pues, de un atropello colonial más a los derechos democráticos de nuestra gente. El pueblo se está enfrentando a esta y a muchas otras manifestaciones concretas de la subordinación política inherente al régimen colonial mientras se siguen reduciendo los espacios democráticos en Puerto Rico.

Recientemente el Presidente de Estados Unidos invitó a Wáshington al liderato de los partidos electorales en Puerto Rico para discutir el problema del status y tratar de diseñar una solución al mismo. La reunión no produjo nada, y para nosotros queda claro que en Wáshington no existe voluntad política de acabar el régimen colonial en Puerto Rico, el cual le rinde grandes frutos a ese país tanto en el orden económico como en el orden militar.

Por lo tanto, el Frente Socialista se reafirma en reclamar nuestros derechos al amparo de la Resolución 1514 (XV) de la Asamblea General y exigimos el retiro inmediato de todo el aparato militar, jurídico y político norteamericano en Puerto Rico. Reclamamos también la libertad de todos y todas nuestras presas y presos políticos en carceles del imperio. El traspaso de todos los poderes al pueblo de Puerto Rico como paso indispensable en el proceso de descolonización es un reclamo irrenunciable para el pueblo en lucha.

Apoyamos la resolución presentada y los urgimos a elevar el caso de Puerto Rico ante la Asamblea General tan pronto sea posible.

Aunque Puerto Rico se liberará por sus propias fuerzas, la comunidad internacional tiene que cumplir su obligación con la descolonización en todos los confines del planeta.

Gracias.


[Volver a Documentos]